jueves, 22 de marzo de 2012

en este juego que nos hemos quedado atrapados

en el que se discute quien le toca mirar la hora y quejarnos de que pasa el tiempo muy rápido. En el que quien es el que se acerca primero a saludar y dar el primer abrazo. En el que nos perdernos en un mar de miradas discretas. En el que no logras quitarte la camiseta y yo te doy ánimos. El de compartir la ropa durante el día y por la noche esnifarse su olor. Morderme los labios durante un beso. Ver a que rapidez tus dedos se deslizan por mis caderas. En este jugo, no hay reglas, y no se puede huir de el. El juego del amor puede llegar a ser una dulce condena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desahogate: este es tu espacio :D