martes, 26 de abril de 2011

Un larfo camino, nos espera.

Simplemente angustiada seguía el frio canido por el cual llevaba a al final de mi vida, notaba como la niebla entraba y salía lentamente por mis pulmones provocando que un gran escalofrió recorriendo mi cuerpo. Me faltaban fuerzas, notaba como mi corazón bombeaba cada vez más lento. Lloro sin saber porque, lo único que quería es ser feliz, pero parece que no hay vuelta atrás. Sigo sin darme la vuelta, camino firme y con inseguridad pero valiente, matándome la curiosidad de que me depara el destino. Ya estoy cansada de todo, cansada de que tenga que soportar este sufrimiento. Las heridas me escuecen, mi respiración va cediendo, apenas noto el oxigeno, y me voy cayendo lentamente...

2 comentarios:

  1. te ha pasado algo malo, o solo es fruto de tu imaginación?

    ResponderEliminar

Desahogate: este es tu espacio :D